¿Pipetas para pulgas o pastillas para pulgas? tú decides

Cada día la oferta de productos para prevenir las pulgas y garrapatas en perros y gatos es más amplia: pastillas para pulgas y garrapatas, pipetas con diferentes modos de acción, collares… y esto puede dar lugar a cierta incertidumbre a la hora de elegir el antiparasitario externo más adecuado para nuestra mascota.

La información que te ofrecemos en este artículo te servirá para hacer una buena elección de acuerdo con tus necesidades.

Pastillas para pulgas, Pipetas para pulgas y Collares para pulgas,

3 opciones válidas pero diferentes

Primero, considera la forma de aplicación del antiparasitario

Existen tres principales formatos de presentación: pipetas, pastillas y collares.

  • Las pipetas son las más populares por su fácil uso, seguridad y rapidez de acción.
  • Los collares son un complemento preventivo a largo plazo pero actúan más lentamente y no tiene sentido utilizarlos cuando hay que eliminar a los parásitos que ya están presentes. Además hay que tener cuidado con los niños según qué sustancias activas entren en su composición.
  • Las pastillas para pulgas y garrapatas se administran vía oral y debe ajustarse la dosis, sobre todo en gatos y perros pequeños donde es más fácil que pueda ocurrir una sobredosificación.

Segundo, ten en cuenta cómo actúa: antes de que piquen o después de la picadura

Evidentemente, este es un factor de decisión muy importante.

Un comprimido contra los parásitos solo puede actuar mediante su absorción por vía oral y distribuyéndose por la piel a través de la sangre. Por lo tanto es necesario que el parásito pique e ingiera el producto.

En cuanto a las pipetas para pulgas y garrapatas existen dos modos de acción:

  • Unas actúan absorbiéndose a través de la piel y distribuyéndose por el organismo a través de la sangre, como ocurría con los comprimidos. El parásito tiene que picar para ingerir el producto y morir.
  • En otras, como es el caso de Duoflect, los principios activos se distribuyen por toda la superficie del cuerpo pero no son absorbidos y no pasan a la sangre. Cuando la pulga o la garrapata acceden al perro o al gato no tiene que picar para morir ya que estos productos actúan por contacto y así se evitan que se produzca la picadura. Además, la distribución de la sustancia activa debe ser lo suficientemente completa para controlar los parásitos en cualquier parte del cuerpo de la mascota y esto depende de una buena formulación del producto.

Si eliges pipetas que actúen por contacto, sin que los principios activos tengan que ser absorbidos, y así evitar que los parásitos piquen, exige que su eficacia no se altere en contacto con el agua y la duración de su acción antiparasitaria sea lo más larga posible.

Es muy importante considerar el modo de acción de un antiparasitario contra pulgas y garrapatas. A la izquierda, los productos que actúan por contacto, como es el caso de Duoflect, se distribuyen por todo el cuerpo de la mascota y sin necesidad de ser absorbidos matan a los parásitos antes de que piquen.

A la derecha, los productos, sean pipetas o pastillas, que actúan por absorción en la sangre, necesitan que los parásitos piquen para ingerir sangre y así puedan actuar los principios activos.