Pulgas y garrapatas

Nos protege frente a las pulgas y garrapatas

Pulgas y garrapatas

¡Protégenos contra las pulgas y las garrapatas! 

Pulgas 

Las pulgas son insectos pequeños que se mueven muy rápido. Estos parásitos externos infestan a su huésped saltando sobre él. Cuando crecen, las pulgas empiezan a vivir en nuestras mascotas, picándoles y alimentándose de su sangre.

Puede ser difícil saber si tu perro o tu gato tiene pulgas. Es más fácil detectar las heces de las pulgas que el propio insecto. Los primeros signos de que un perro o un gato tiene pulgas suele ser los picores, que pueden detectarse porque la mascota se rasca, debido a la irritación de las picaduras de las pulgas.

Sólo el 5% de la población de pulgas es visible en tu mascota

Las pulgas infestan el entorno de tu mascota. Cuando detectas que tu perro tiene pulgas, quiere decir que sus huevos, larvas y pupas (los estados inmaduros) ya están por toda la casa.

Una población de pulgas normal está hecha en un 95% de pulgas en estados aún inmaduros, ocultos a la vista, ¡pero que están a punto de convertirse en pulgas adultas!

¡Protege a tu perro o tu gato contra las pulgas!

Es importante proteger regularmente a tu perro contra las pulgas, ya que además de los picores y el rascado, las pulgas pueden causar dermatitis alérgicas y transmitir enfermedades graves como la tenia, virus, bartonelosis, rickettsiosis tanto a ti como a tu mascota.

Ciclo de vida de las pulgas

  1. Huevos de pulga: Una pulga hembra puede poner hasta 50 huevos por día. Estos huevos caen de la mascota e infestan la casa (ropa, cama, alfombras y muebles tapizados).
  2. Larvas de pulga: Después de la eclosión, se alimentan de descamaciones de mascotas o humanos y heces (sangre digerida) de otras pulgas que encuentran en el entorno.
  3. Pupas de pulga: Las pupas permanecen en su capullo, pueden permanecer en estado latente, esperando a tener las condiciones adecuadas para salir.
  4. Las pulgas adultas: Las nuevas pulgas adultas, recién salidas del capullo, saltan sobre su huésped para alimentarse de su sangre.

Garrapatas

Las garrapatas son pequeños ácaros. Estos parásitos externos viven en el medio ambiente y se agarran a la piel de tu mascota en el parque, en el bosque o incluso en tu jardín. Luego buscan una zona del cuerpo en la que establecerse (axilas, orejas, etc. zonas en las que la piel es más fina) y picar introduciendo la cabeza en el interior de la mascota. De esta manera chupan la sangre del huésped (animal o humano) durante varios días hasta quedar llenas de sangre.

Puede ser difícil saber si tu perro o gato tiene garrapatas ya que son parásitos muy pequeños antes de empezar a llenarse de sangre y también porque ni los animales ni las personas suelen sentir nada cuando les pican.

¡Protege a tu gato y a tu perro contra las garrapatas!

Es importante proteger regularmente a tu mascota contra las garrapatas, ya que se alimentan de su sangre. En caso de infestaciones graves puede producirle una anemia severa. Las garrapatas también pueden transmitir enfermedades graves para tu mascota, como la tularemia, el ehrlichiosis, pero también para ti, pudiendo causar la enfermedad de Lyme, la anaplasmosis, fiebre Q, la encefalitis transmitida por garrapatas.

El ciclo de vida de la garrapata 

Las garrapatas se alimentan tres veces durante su existencia, en diferentes huéspedes.

  1. Huevos de garrapata: Una garrapata hembra puede poner hasta 3.000 huevos a la vez en una vegetación densa.
  2. Larvas de garrapata: Una vez nacen, las larvas se alimentan de animales pequeños como los pájaros.
  3. Ninfas de garrapata: Después de su primera comida, las larvas se convierten en ninfas. Pasado este punto, las ninfas necesitan alimentarse de presas más grandes, como por ejemplo conejos o ratones.
  4. Garrapatas adultas: Cuando las ninfas se vuelven garrapatas adultas empiezan a alimentarse durante varios días de mamíferos más grandes, como los perros o los gatos.

Trata a tu mascota durante todo el año con DUOFLECT

  • Prevenir la infestación es importante ya que el 95% de las pulgas que están en el hogar no son adultas. Los huevos de pulga pueden acabar en tu cama, ropa, alfombra o muebles.
  • Elimina las pulgas antes de que puedan dejar huevos.
  • Contribuye a prevenir enfermedades.
  • Protege tanto a tu perro o tu gato como a tu hogar.